¿Cómo identifico si es un amor sano o un amor tóxico? Por Camila Kettenhofen




“Quédate con un amor que te dé respuestas y no problemas. Seguridad y no temor. Confianza y no más dudas” – Paulo Coelho



El amor romántico es uno de los sentimientos que todo ser humano experimenta a lo largo de su vida. Es un sentimiento tan fuerte y vulnerable que, en muchas ocasiones, es difícil aceptar que ese “amor” está haciendo que te pierdas a ti mismo y estés idealizando un amor que no existe y te está haciendo daño. Por esto, es importante identificar las “red flags” respecto al comportamiento o pensamiento que vuelve dañina la relación para ambas partes. Cuando estás en una relación es muy fácil caer en la idealización o el apego a la persona, por esto el proceso de alejarte se vuelve más difícil y complicado de lo que parece. Al idealizar a la persona, crees que con el tiempo estos comportamientos van a cambiar o desaparecer, cuando la realidad es que estos empeoran. Una relación es armar un equipo, saber que esa persona va a estar en las buenas y en las malas, y que aun estando en las malas, va a seguir eligiendo compartir su vida contigo. Si te encuentras en una relación y crees que hay alguno de estos signos, es importante que reflexiones si realmente estás en una idealización de amor romántico o un amor tóxico.


El amor sano NO es:


  1. Llorar hasta quedarte dormido(a).

  2. Dar mil vueltas en tu cabeza tratando de entender que estas haciendo mal.

  3. Sentir constantemente que no te mereces ese trato.

  4. No querer contarles a tus amigos cercanos lo que te pasa, por pena o miedo al que dirán de la relación.

  5. Sentirte inseguro(a).

  6. No sentirte a ti mismo.

  7. Falta de confianza.

  8. Dependencia emocional.

  9. Manipulación.

  10. Falta de comunicación

  11. Falta de responsabilidad afectiva.


Al sentirte identificado(a) con alguno de estos comportamientos debes saber que algo ya no se está sosteniendo por sí solo en la relación. Siempre es importante hacerle caso a nuestro instinto y saber que cuando no te sientes en paz dentro de una relación, es hora de soltarla y ver solo por ti y tu bienestar. Soltar esas relaciones, también significa borrar de nuestra cabeza la idealización de la persona y lo que alguna vez quisimos que fueran.

Algo que influye en permanecer en este tipo de relaciones tóxicas, es el amor propio. Creemos que la otra persona nos da el valor y las cosas que nosotros mismos no podemos darnos, por eso buscamos esa aceptación y esa dependencia emocional, la cual nos termina destruyendo todavía más. Con el tiempo, las relaciones tóxicas se vuelven más tormentosas, ya que existe más vulnerabilidad, rencor, y resentimiento. Por eso, es importante salir de ahí antes de que sea muy tarde.

Es importante que sepas que el amor sano existe y también te lo mereces. Todo es cuestión de saber poner tu limites y conocerte a ti mismo(a). Recuerda que el amor sano te hace sentir en paz, confiado, seguro, pero, sobre todo, te hace sentir que estás en el lugar correcto contigo mismo(a).


El amor sano SI es:


  1. Sentir paz con tu pareja.

  2. Tener confianza.

  3. Poder ser tu mismo(a).

  4. No sentirte presionada por hacer o no hacer algo.

  5. Sentir apoyo.

  6. Tener comunicación.

  7. Honestidad de las dos partes.

  8. Independencia.

  9. Desapego.

  10. Saber que van a estar ahí a pesar de malos momentos.

  11. Te quiere ver crecer, florecer y triunfar.


Es cierto que no hay una fórmula secreta para encontrar o tener un amor sano. Pero una de las cosas más importantes para atraer esto a nuestras vidas, es tener amor propio. El no sentir que necesitas otra media naranja para complementarnos, si no otra naranja completa para que así los dos se puedan acompañar en la vida sin tener que sentir dependencia uno del otro. El amor llega para todos, y es un camino de autoconocimiento y amor propio. Conocerte y saber lo que quieres y lo que NO quieres, hará que con el tiempo te sientas completo(a) sin tener la necesidad de tener que estar con alguien. Y si llegas a sentir que ahí no es, poder irte sin sentir la necesidad de que pierdes algo que jamás vas a poder recuperar, porque al final lo importante es tenerte solo a ti. Así que recuerda que el amor no duele, y todos nos merecemos un amor bonito.

.

.

.

.

.

.


Me llamo Camila Kettenhofen, soy mexicana y he vivido en Estados Unidos por cuatro años. Actualmente estoy en mi último semestre de la carrera de Psicología en la Universidad del Norte de Texas. Al graduarme, está en mis planes hacer una maestría en Child Psychology. Siempre me ha gustado mucho la psicología y me apasiona aprender y tratar de entender cómo funciona todo alrededor del mundo y a la vez, ser facilitadora para que la gente pueda vivir una mejor vida con su salud mental.


73 visualizaciones0 comentarios