Fuerte o Inquebrantable? Una guía para aumentar nuestra fuerza interna por Ana Marcela Rodríguez


Nuestra cultura y sociedad confunde fortaleza con coraza . La coraza es lo que muchos tenemos de primera impresión ( y segunda y tercera … ), es lo que la gente ve cuando nos mira . La coraza es esta barrera que presentamos de lo que queremos que el otro vea. Esta barrera de: el no llorar , no hablar de esas emociones feas, no hablar de cosas que puedan incomodar al otro , no tocar temas sensibles, no titubear, no confrontar … la coraza es que te vean inquebrantable. Me acuerdo mucho de comentarios de personas cuando personas cercanas mueren“ es súper fuerte, no soltó ni una lagrima“, “mira que fuerte es ni siquiera se tomó tiempo del trabajo cuando su mamá murió “ como si hubiese un premio de parte de la vida por aguantar más. Y aunque no hay premio pareciera que estuviéramos compitiendo por ese trofeo de “no lloro, no me duele y no necesito de nadie“.

La fortaleza de la que hablo es justamente lo opuesto a traer coraza . La fortaleza de la vulnerabilidad . La fortaleza de poder quebrarse y estar bien con ello. La fortaleza de hablar de las emociones que nos asustan , de los temas que “deberíamos callar“ . La fuerza de hablar con las personas con las que tenemos conversaciones pendientes de temas intocables con emociones que son “demasiado”.

Fuerte es quien dice “ya no puedo más y necesito ayuda“. Fuertes son mis pacientes que me dicen “esto me está sobrepasando y quiero procesarlo”. Fuerte es quien llora sin pedir disculpas. Fuerte es quien dice que NO sabiendo que va a complicarte las cosas y esperabas un si.

Ser fuerte es una habilidad que se puede adquirir.

Primero , necesitas conocerte muy bien … un proceso de introspección profunda para descubrir quién eres - esto es indispensable.

Aprende a identificar las emociones que sientes y déjalas que habiten en ti el tiempo que sea necesario. Por cierto, las emociones duran minutos — y no hay nadie que ha llorado sin parar 24 horas; entonces, no le tengas miedo ni a las emociones ni a las reacciones del cuerpo por estas emociones.

Nombra las emociones y compártelas con quien tengas una relación cercana y de confianza. Hablar de cómo nos sentimos — al contrario de lo que pensaríamos -- nos hace sentir mejor, aún y cuando estas emociones sean negativas .

La importancia de que sea con alguien que queremos y nos quiere es sumamente importante porque una necesidad humana básica de nosotros es el SER VISTOS . Necesitamos que nos vean y validen.

Acércate a tu dolor - conócelo … necesitas conocerlo para poder manejarlo. Tienes que hablar de lo que más te duele. Si sigues corriendo al lado opuesto del dolor, un día te va alcanzar y te va agarrar desprevenido y va arrasar contigo (créeme ser arrasado, tumbado y aventado como cuando estás en el ojo de un huracán no es nada placentero ) Mejor, conoce a tu monstruo - conócelo tan bien que sepas por dónde llego , cómo llego , a qué se queda, cuál es su propósito - y un día invítalo a salir de tu vida - a veces se resisten pero entre más trabajas con él y no contra el — más rápido se irá...

Pon límites. Mi autora favorita: Brene Brown quien es investigadora y trabajadora social encontró en su investigación este significado de los límites - la cual me encanta : los límites son el espacio donde yo me amo y te amo y tu me amas y te amas. Poner límites es hacer cosas que me benefician a mi y dejar de hacer cosas que no me benefician - aunque esto implique incomodarte. Te incomodaré tal vez porque no voy hacer lo que tú quieres / esperas de mí, pero yo no cargaré con el resentimiento de hablarlo hecho a costa mía y así podré seguir amándote y amándome.


Y todo es más bonito en palabras — el hacerlo es más complicado; pero les prometo que cuando practiquen más el poner límites encontrarán que están más tranquilos con ustedes y con el otro.

Esta tranquilidad muchas veces no viene instantáneamente — es con la práctica, con el cúmulo de esta práctica constante.

Y como ven ser fuerte esta cañón - Ojala conozcamos más gente fuerte y tengamos testimonios y guías reales de cómo hacerlo.

Te deseo mucha fuerza - está fuerza que es la que realmente te va a sacar adelante y te dejará vivir una vida más llena.

-----------------



Ana Marcela Rodríguez

Es terapeuta de familia y pareja fundadora de Therapy Works Counseling- el primer despacho 100% hispano para hispanos en el norte de Texas. Ella junto con su equipo dan terapia psicológica a la comunidad Latina y bilingüe en Texas.

Ana también es parte de la organización sin fines de lucro Contigo Wellness, que ayuda a proporcionar terapia e información a la comunidad hispana que más lo necesita.

Otro de los roles de Ana Marcela es el de esposa, mamá de dos y una perrita.


81 visualizaciones0 comentarios